Brown y la espera eterna.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Brown habitó el box 25 de Etxauri desde el 31 de mayo del 2011. Tiene 6 años, en la plenitud de su vida, con toda la energía del mundo y pasaba los días encerrado: todo el verano, con las temperaturas y los largos días, todo el otoño, todo el invierno, con los bebedores que amanecían congelados. 256 días entre rejas.

Al pasar por su box, comenzaba a ladrar desesperado, un grito de auxilio que no podía dejar a nadie indiferente.  Hace pocos meses comenzó a salir de paseo, y nos dimos cuenta de que Brown quizá no había conocido el cariño humano en sus seis años de vida. El encierro comenzó a causar un deterioro físico brutal en él: en los huesos, con heridas de ansiedad y heridas causadas por el cemento frío e implacable del suelo. Pero seguía siendo invisible, nadie preguntaba por él, nadie se interesaba en adoptarle, quizás su desesperación hacía mirar a otro lado a quién lo miraba..excepto a nosotros.

El 11 de febrero del 2012, la desesperación, la suya y la nuestra era tal, el miedo a que no aguantara más fue tanta, que salió a una residencia. Brown, que dentro ya nos había demostrado su carácter bueno y noble, un poco escondido tras su ansiedad, nos enseñó su mejor cara. Comenzó a confiar en las caricias, comenzó a disfrutar del aire libre, y se volcó del todo: amor, energía pura y noble, fortaleza y belleza. Y luego, al final del juego y el paseo, hecho una rosquilla se duerme suspirando y confiando en que encontraremos para él ese hogar que se merece.

No pide nada más. Con su mirada, solo pide que lo quieras, que juegues con él, que lo acompañes en sus paseos, y que le dejes un rincón de tu corazón y de tu casa para suspirar, hacerse rosquilla y soñar. Sus heridas van mejorando poco a poco, su pelo vuelve a brillar, su cuerpo comienza a enseñar músculos donde antes había sólo huesos. Quizá Brown no se mire al espejo y note este cambio, pero para nosotros es el claro reflejo de una vida mejor. pero que apenas comienza.

No nos engañemos, Brown sigue viviendo en un box, aunque no sea de cemento duro, Brown sigue pasando largas horas tras las rejas, aunque luego se compensen con paseos y compañía. No es lo mismo vivir en Extauri que en Otsanda,  pero definitivamente, no es lo mismo vivir en Otsanda que en un hogar verdadero, y nadie se lo  merece más que él.

PARA ADOPTAR A BROWN, ESCRIBE A:

ARANTXA lasupernena_sun@gmail.com

Estrenamos blog

Bienvenidos al nuevo blog de las Txikas de Etxauri, donde intentaremos presentar con más profundidad a nuestros perrisoletes abandonados en Etxauri.

Para quién no nos conoce, Txikas de Etxauri es una asociación que trabaja mano a mano desde el voluntariado con los gestores del Centro de Protección Animal de Etxauri en Navarra con dos objetivos principales: darles una segunda oportunidad a los perros abandonados en la perrera, buscandopara ellos una adopción responsable y definitiva, e intentar que su paso por el Centro sea lo más corto y cómodo posible. Somos un grupo de voluntarios de diversas partes de España que trabajamos en conjunto para conseguirlo y poco a poco, conseguimos que mucha más gentes conozca a nuestros perrisoletes, se enamore de ellos y les ayude en lo que pueda.

El blog está destinado a conocer un poco más a cada uno de los perros que se encuentran tanto en la perrera como en una casa de acogida. Todos esperan un hogar.

También escribiremos más información sobre cómo puedes ayudarlos, ya sea difusiones, donaciones, acogidas o traslados.

Nuestros perrisoletes os esperan.

DATOS DEL CENTRO:

Horario: Lunes a viernes de 12.30 a 15.00. Sábados de 11 a 12

Teléfono: 948329293